Especialidades

Prótesis fija y removible

A qué se refieren con prótesis fija y removible



Son tratamientos para reponer los dientes o muelas ausentes con el fin de mejorar la masticación, el habla y la estética.

Las prótesis removibles son aquellas que el paciente puede sacar de la boca cuando lo requiere y la prótesis fijas son aquellas que no pueden ser retiradas por el paciente, estando adheridas y soportadas por pilares como los propios dientes, o los implantes dentales.

Cuáles son las causas: Existen diversas causas para las pérdidas de piezas dentarias, las más comunes son enfermedades con gran prevalencia como la caries y la enfermedad periodontal. Otras causas son los traumatismos y las tumoraciones.

Cómo se corrige: Las prótesis dentales son instrumentos o aparatos cuya misión es la de suplir las piezas dentarias perdidas y así restablecer la función masticatoria. Entre los diferentes tipos de prótesis fija los más comunes son: carillas, coronas y puentes.

Consecuencias que pueden existir por falta de una pieza dental:

La pérdida de una o más piezas dentarias conlleva a un déficit en la eficacia masticatoria, con consecuencias tanto funcionales como orgánicas. Muchas enfermedades del tubo digestivo requieren una masticación correcta, por ello se aconseja reponer las piezas dentarias perdidas.

La falta de piezas dentales causan una posible desorganización en la conformación de las arcadas dentarias, con posibles consecuencias locales como puede ser la separación de las piezas dentarias que conllevan a una mayor retención de alimentos, más formación de placa y por lo tanto, más posibilidad de caries y de enfermedad periodontal. Dentro de las consecuencias a largo plazo las más frecuentes son los trastornos de la articulación temporomandibular (ATM).

Consejos y recomendaciones:

Es aconsejable realizar la higiene bucal, tanto de dientes naturales como de prótesis, después de cada comida y fundamentalmente antes de acostarse. Esta limpieza debe realizarse con pasta dentífrica y un cepillo dental en buenas condiciones.

Para las coronas (fundas), puentes y la encía, se pasará la seda dental. Si los espacios son grandes se utilizarán cepillos interdentales. Finalmente puede utilizarse un irrigador bucal con o sin colutorio.

En el caso de las prótesis removibles conviene hacer la limpieza fuera de la boca al menos una vez al día utilizando un cepillo especial para este tipo de prótesis y jabón neutro, aclarándola bien con agua. Durante la noche puede dejarse en agua con pastillas limpiadoras desinfectantes específicas para prótesis.