Novedades

Ortodoncia: crear una sonrisa bonita

Tener una sonrisa bonita no es solamente un requisito para triunfar en Hollywood, sino la evidencia de una cierta calidad de vida y nivel de salud.

La Dra. Magdalena Matamalas ortodoncista de Dental Palmaplanas, nos comenta que la finalidad del ortodoncista es conseguir una correcta oclusión de las piezas dentales, buscando la mejor alineación y estética. De esta manera es posible realizar los movimientos masticatorios de manera óptima, así como mantener una buena higiene oral, disminuyendo el riesgo de caries, enfermedad periodontal y patologías de la ATM (Articulación Temporo Mandibular).

Existen muchos tipos de maloclusión dental: desde un ligero apiñamiento dental en unas bases óseas correctamente relacionadas a severas maloclusiones esqueléticas que requieren un tratamiento complejo. Sea cual sea el caso, es fundamental un buen diagnóstico para determinar las causas de la maloclusión y abordarlas, en la medida de lo posible, desde un punto de vista preventivo.

Para la realización del diagnóstico se requieren placas radiográficas a partir de las cuales es posible determinar si el problema es únicamente dental o si, además, también existe implicación ósea.

Con la telerradiografía de cráneo se puede determinar la fase de crecimiento en la que se encuentra el paciente y decidir el tratamiento más conveniente en función de la previsión de crecimiento.

Existen muchos tipos de aparatos correctores que pueden ser fijos y removibles. Generalmente, la aparatología removible se usa en dentición temporal y mixta. (Niños hasta 12 años, aproximadamente). Entre los removibles existe un grupo de aparatos llamados funcionales, que aprovechan los diferentes movimientos orales naturales para obtener el resultado deseado. En el campo de la ortodoncia fija disponemos de brackets¸ con los que es posible conseguir movimientos dentales individuales, basados en la aplicación a los dientes de fuerzas ligeras y continuas. Con los nuevos brackets autoligables o de baja fricción es posible conseguir movimientos más fisiológicos reduciendo las molestias al paciente y, en ocasiones, la duración del tratamiento.

En función de la complejidad del caso, los tratamientos pueden durar desde 8 o 10 meses hasta 3 años o más. Son necesarias revisiones periódicas para introducir los ajustes necesarios en la evolución del tratamiento.

La edad ideal para realizar una primera visita al ortodoncista es a los 5 ó 6 años, edad en la cual aparecen los primeros dientes definitivos y en la cual es posible el tratamiento interceptivo, es decir, aquel tratamiento que puede prevenir la aparición de una maloclusión.

La idea de que es mejor esperar el recambio completo de la dentición para tratar los problemas de oclusión, es una idea equivocada ya que, si bien no se evita el uso posterior de brackets en el cien por cien de los casos, el tratamiento alineador resulta mucho más sencillo y se obtienen mejores resultados estéticos.

Desde la aparición de los brackets estéticos y de los nuevos aparatos transparentes e “invisibles” la ortodoncia ha pasado de ser algo reservado para los niños y adolescentes a una opción para adultos con problemas funcionales y estéticos.

Novedades

sé el primero en enterarte de nuestras
promociones y novedades.